Este pastel también conocido como Krantz Babka es sin lugar a duda uno de los protagonistas cada viernes en las panaderías de Israel (al menos en la época prepandemiana).

Sin embargo, es sorprendente el giro argumental que añade a la historia de esta receta su conexión con el judaísmo. Resulta que este pastel tiene varios primos y hermanos. Su propio nombre es todo un alegórico y divertido balancín de historias entrecruzadas. De hecho, puedo admitir, que tras todas las lecturas acerca de su origen, ahora mismo cuando lo miro aparece en mi mente una abuela tomando ron en Nueva York.

No, en realidad no tiene nada que ver con esta pintoresca imagen, pero cada uno de estos factores es parte del linaje del Ugat Shmarim israelí. Por un lado, el propio término babka es un diminutivo de abuela tanto en polaco como en yidish y en algunas otras lenguas eslavas. Al parecer, en ciertos países del este se asoció la forma del pastel con los pliegues característicos de las faldas de tablillas típicas de las abuelas.

Babka por Diego Delso, delso.photo, Licencia CC-BY-SA

Al parecer de cada cual está encontrar la similitud, pero lo cierto es que esta “pequeña abuela” llegó muy lejos. A Francia, dicen que llegó de la mano de un Rey Polaco, que en la reproducción de este postre se encontrarse con un resultado demasiado seco al que le puso solución añadiendo ron y creando así el Baba au Rhum francés.

Esta viajera abuela también llegó a cruzar el atlántico. Apareciendo su versión con ron y cerezas en recetas estadounidenses desde 1927.

Receta de Babka con Cerezas en Indiana, Pennsylvania, fuente Yesterdish

Eso sí fue en los años 60 donde encontrándose con el boom del chocolate Hershey’s apareció su versión más actual, la que todos aquellos israelís comen en viernes, rellena de chocolate, denominada pastel para el café y con un peculiar giro trenzado.

La conclusión pues es que tal y como resumen algunas fuentes, se podría decir que el origen de este postre radica en algún punto del este, muy probablemente Polonia y que dentro de la comunidad judía fueron los ashkenazis quienes en su llegada a Estados Unidos, permitieron el encuentro entre Babka y el chocolate neoyorkino.

Sea como fuere, estando tan cerca el Día Mundial del Veganismo quería añadir una capa más de historia a este postre tan icónico compartiendo hoy su receta vegana. De vosotros dependerá el uso de ron y que la próxima vez que lo toméis imaginéis a una alegre abuela de mejillas sonrojadas paseando por Nueva York.

RECETA VEGANA DE UGAT SHMARIM

Ingredientes

Para la masa:

Para el relleno:

Preparación

1

En primer lugar, introduciremos la levadura en un vaso de leche vegetal templada junto una cucharada de azúcar y mezclaremos. Dejaremos la levadura activándose unos 5 o 10 minutos.

2

A continuación, mezclaremos todos los ingredientes sólidos de la masa en un bol e iremos añadiendo el vaso de leche vegetal poco a poco, mezclando constantemente. En caso de ser necesario se puede añadir un poco más de leche vegetal.

3

Cuando la consistencia sea homogénea y firme, la pondremos sobre una superficie enharinada y amasaremos durante 7 minutos. Haremos una bola con la masa, la untaremos en aceite y la dejaremos leudar 2 horas o hasta que doble su tamaño.

4

Pasado ese tiempo, fundiremos el chocolate al baño maría y lo agregaremos en un recipiente junto a la margarina a temperatura ambiente, el azúcar, el cacao y la pizca de sal. Batiremos con unas varillas hasta conseguir el efecto pomado, de crema untable.

5

A continuación, amasaremos la masa hasta conseguir una capa alargada en la que untaremos el chocolate. La enrollaremos sobre sí misma y le daremos un corte longitudinal (Vídeo a continuación). Con las dos partes haremos una trenza y la colocaremos en un molde con papel para el horno.

6

Hornearemos durante 45 minutos a 180º C. En ocasiones dependiendo del horno puede tardar 60 minutos en subir completamente.

7

Al retirarlo, se puede pulverizar con agua para otorgarle el brillo característico.

8

Y listo, ya podéis invitar a vuestros amigos veganos a disfrutar del babka o ugat shmarim en casa.

Notas

La margarina se puede sustituir por aceite vegetal. Las mejores opciones serían aceite de oliva o aceite de girasol alto oleico.

Respecto a la leche vegetal, la de avena sin calcio enriquecido es muy adecuada para recetas veganas dulces. En cualquier caso, se puede escoger al gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.