En estos 30 días de escritura diaria el veganismo aparecerá en más de una ocasión. Como movimiento en sí y cómo vertebración de otros movimientos. Para algunos será sorprendente descubrir la capacidad que tienen estas recetas para abrazar las raíces de una cultura, promoverla y permitir su conexión con tantas otras partes del mundo.  

Recetas y redes 

Para que os hagáis una idea, una cuenta como la de la joven alemana @fitgreenmind con más de un millón y medio de seguidores cuenta con versiones veganas que van desde los khao soi, fideos tailandeses, hasta el aushak, un tipo de empanada afgana originariamente rellena de carne. 

Sin obviar el debate lateral acerca de hasta qué punto su receta representa los orígenes de la misma, de lo que no cabe la menor duda es que en su proceso de incrementar las opciones para veganos, consigue aunar recetas que de otra forma ni siquiera estarían en el punto de mira de un joven estadounidense o europeo. 

Esta búsqueda de inspiración de elaboraciones sin ingredientes de origen animal conlleva el contacto con la cultura culinaria mundial.  

Veganismo, una ventana a otras realidades

Asimismo, ocurre con la cocina armenia. Resulta poco probable que una persona tomando su café en mitad de Madrid decida buscar recetas de un país de 2 millones de habitantes del que puede no haber oído hablar en su vida.

Sin embargo, es mucho más probable que una joven universitaria en un descanso del estudio dé con el instagram de Vegan Armenian Kitchen, rebusque entre tartas y calabazas rellenas y decida hacer una de las recetas. Que, además,  mientras comprueba los ingredientes, dé con un post acerca de la guerra de hace un año, y que de pronto, preparar ghapama para los amigos se convierta en una ventana abierta a una parcela de realidad desconocida.

No me extrañaría que a muchos esto les pareciese idealista. Que instagram, recetas veganas y reels, les suene a vacuidad, prisa y superficialidad. No están equivocados, eso es lo mayoritario. Lo que ocurre es que no es lo único. Y es en la dimensión de lo inesperado, donde ocurre lo excepcional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.