En esta página hemos hablado de Purim, hemos hecho Orejas de Amán e incluso recorrido brevemente las calles de Israel comprando cajas llenas hasta arriba de ellas.

Para los que todavía no la conocen, Purim es la festividad más alegre del calendario judío. Nace de una conmemoración, ya sabéis el dicho: todas las celebraciones judías vienen en este orden, “nos intentan matar, sobrevivimos, comemos!”. Tal vez es la razón por la que en el judaísmo me sentí como en casa!

En esta ocasión, el libro de Ester, llamado Meguilá nos dirige al antiguo imperio Persa. Relatándonos cómo, el consejero del rey, Amán, trató de matar al pueblo judío. Y cómo Ester, la mujer del rey persa Asuero (Jerjes I, que era un señor de libro, lleno de capítulos extravagantes) consiguió evitarlo.  

La música, los banquetes y disfraces celebran el sobrevivir. La comida se inspira en los días previos a conseguir la salvación, en los que dicen que la reina Ester, se alimentó a base de legumbres, semillas, frutos secos.

Así pues, durante el próximo 16 de marzo desde el anochecer hasta el atardecer del 17, el día se llenará de disfraces, bebida, conciertos, dulces y banquetes, especialmente en Israel.

Dulces, platos y menús de Purim

Cómo ya habíamos explicado en otras ocasiones,  las orejas de Amán son unas galletas triangulares, con diferentes rellenos. En nombre de Ester, y su ayuno, encontramos el relleno a base de semillas de amapola, en nombre del paladar que nunca deja de ser niño, el de chocolate, y en nombre de la innovación y el probar, el pistacho y las mermeladas de distintos sabores.

Otro punto destacable de la mesa de Purim es el gran festín del día, Purim Seuda. El banquete toma la inspiración de infinitas fuentes. Se dice que el rey Asuero, reinó desde India hasta Etiopía, desde “Hodu hasta Kush”. La palabra hodu hodu en hebreo significa India y pavo. Por esa razón, algunas personas preparan platos con pavo, pavo asado con salsa de champiñones o las chuletas de pavo con costra de panko con chutney de arándano y pera. Mientras otras hacen uso de platos etíopes como las lentejas etíopes. Este último se denomina misir wat, y es común entre la comunidad Beta Israel, la comunidad judía de Etiopía. De los cuales viven actualmente en Israel entorno a 100.000.

Sean menús vegetarianos, italianos, mejicanos, persas o chinos. Recetas que van desde el couscous a fideos lo mein o tempeh con jengibre.

La clave es tener una abundante mesa, enviar cajas de dulces a amigos, leer la Meguilá, hacer ruido en la sinagoga cada vez que se pronuncie el nombre de Amán, dar caridad y con todo ello, dotar al día del tipo de felicidad que, lejos de la armonía, se vive a pleno pulmón, a plenas luces.

El próximo jueves ahondaremos en las hermanas de estas Orejas de Amán.

¿Sabías qué algunas fuentes consideran errónea está denominación y que un preparado muy distinto une Purim con los carnavales del mundo?

Suscríbete y entérate de todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.