Baja ese cubierto

Enfrentaros por primera vez, en la intimidad de vuestra presencia, a comer con las manos.